Soy Pedro Floro y soy fotógrafo

Me llamo Pedro, soy de Benicàssim y quiero ser tu fotógrafo. Cuando era pequeño y me iba de excursión de fin de curso, mi madre siempre me dejaba una cámara de fotos compactas de carrete, en la que tenía generalmente 24 o 36 fotos para hacer, para todos los días. Cuando volvía y revelaba el carrete, me regañaba porque yo no salía en prácticamente ninguna foto. Yo le decía que me gustaba fotografiar lo que veía. Hoy en día soy fotógrafo profesional, y trabajo en los momentos más felices de la vida de la gente. Es por eso que trato de congelar esos momentos de la mejor manera posible, para que podáis revivirlo el resto de vuestras vidas.

Estudié Sonido del 2009 al 2011, y posteriormente Imagen ya que me apasionaba la fotografía. Estando en prácticas allá por abril del 2013 ya empecé a trabajar en bodas para el fotógrafo con el que estaba de formación. A los pocos meses se me presentó la opción de tener mi estudio propio, así que no me lo pensé. En abril del 2014 abría mi estudio en Benicàssim. Desde entonces he trabajado en muchísimas bodas, que es el trabajo donde más especializado estaba. Durante estos años he asistido a congresos de fotografía de boda en Valencia y Barcelona. Posteriormente, clientes que se habían casado, venían al cabo del tiempo porque querían hacerse algún reportaje de premamá y de newborn (recién nacido). Gustándome también este ámbito empecé a especializarme en fotografía infantil, sobre todo en newborn. Asistí a algún congreso en Madrid, además de formarme de manera presencial con Deborah Cacciola y con Bea Pastor. Además de eso, a través de internet y libros he estado formándome con diferentes cursos, como el que hice online de Stephanie Robin. Actualmente centro mi trabajo en las bodas, premamá y newborn, haciendo algunos trabajos de fotografía familiar e infantil, así también como bautizos y comuniones.

En el plano más personal, puedo decir que soy una persona sensible, siempre me he caracterizado por mi lado romántico. De hecho, hace años hice mis pinitos en la música como cantautor de canciones románticas (siempre estaba enamorado, jeje). Hoy en día ese aporte de romanticismo y felicidad me lo da mi trabajo. Mi tiempo libre lo dedico sobre todo a estudiar otras cosas, seguir aprendiendo, pasar tiempo con mi pareja que amo y sobre todo con mi compañero de aventuras y paseos por la montaña, que es mi perro Dalí. Curiosamente, abrí mi estudio, conocí al amor de mi vida y tuve mi perro todo en el mismo año, en el 2014.

Está totalmente prohibido el uso o descarga de estas imágenes.